Custodia compartida

Custodia compartida

Hoy hablamos de la custodia compartida cuando un matrimonio con hijos se divorcia.
Cuando llega este momento en un matrimonio los cónyuges se encuentran con un mar de dudas legales, a mayores de la consiguiente afectación emocional lógica que existe en cada ruptura, por lo que es recomendable acudir a un abogado especialista en divorcios.

Una cuestión clave que para los cónyuges tiene mayor importancia , y que además suscita mayor debate social, es la guarda y custodia de los menores de edad.

A día de hoy la custodia compartida es cada vez más una realidad en nuestro día a día. Como en casi todos los ámbitos de la vida, nos encontramos con  defensores y detractores de la custodia compartida, y ambos cuentan con argumentos válidos tanto a favor como en contra, ahora bien, no podremos obviar que los tribunales se pronuncian cada vez más sobre esta cuestión, siendo además muy claras las directrices del Tribunal Supremo en esta materia.

La custodia compartida creemos en la abogacía que ha de  ser el sistema de referencia, calificándolo, en las propias palabras del Alto Tribunal como el sistema “normal y deseable”.

Dicho esto, serán los jueces los que determinarán, caso por caso, si se trata del sistema más adecuado, siempre teniendo en cuenta, como premisa fundamental, el interés superior de los menores de edad.

Entiende también nuestro Alto tribunal que es necesario un clima de respeto mutuo entre los ex cónyuges, por lo que la custodia compartida debe ser descartada en los casos en los que existan causas de violencia doméstica, puesto que los niños son, en definitiva, víctimas cuanto menos indirectas en supuestos de maltrato.

En cuanto a la pensión alimenticia, es necesario reseñar que en los casos en los que los ingresos de uno u otro cónyuge sean similares, la tendencia existente es que cada progenitor satisfaga las necesidades de sus hijos, durante el periodo en que con ellos se encuentra, si bien, es perfectamente viable establecer un régimen de custodia compartida estableciendo un complemento por alimentos con cargo al cónyuge que tiene más  ingresos económicos, a los solos efectos de evitar desigualdades en los menores según estén con uno u otro progenitor.

Sin duda, se trata de un sistema que está en auge, otorgándose hoy en  día en uno de cada cuatro divorcios en España.

NO DUDE EN PONERSE EN CONTACTO CONMIGO, LE OFREZCO LA PRIMERA CONSULTA GRATUITA